SARGAS DEL SALÓN DE CORONAS

La colección de sargas del Salón de Coronas del Palau Ducal dels Borja de Gandia forma un conjunto en serie de ocho pinturas de gran formato, lo que se conoce como cuadro de historia: una forma visual de narrar los acontecimientos históricos de la vida de Francisco de Borja a través de la memoria. Es decir, una manera «moderna» de interpretar el pasado. Esta serie de pinturas describen diferentes episodios de la biografía de Francisco de Borja en sentido de las agujas del reloj, adaptándose a los espacios que quedan entre pilares, ventanas y paredes.

Fueron realizadas por el pintor y hermano jesuita Martín Coronas (1862-1928). Siguen la corriente romántica de finales del siglo XIX que pretende emular las técnicas del pasado, en concreto del medievo.

Imitan la técnica del tapiz con diversos recursos entre ellos las texturas de su ejecución y el colgado de exposición sin bastidor. Las encontramos nombradas y catalogadas como tapiz, falsos tapices, óleo sobre tapiz, óleo sobre tela, temple y óleo sobre tela. En realidad son pinturas sobre soportes de fibras celulósicas de diferentes naturalezas, similar a la tela de saco.

La colección.

Siguiendo el orden cronológico de los acontecimientos podemos ver:

Bautizo de Francisco de Borja en la colegiata de Gandia

Francisco de Borja ante el cadáver de la emperatriz Isabel de Portugal (364 × 260 cm, 1918).

La llegada de Francisco de Borja al convento de dominicos de Llombai (372 × 323 cm, 1918).

Ampliación de las murallas de Gandia (368×310 cm, 1918)

Bautizo de Francisco de Borja en la colegiata de Gandia

Bautizo de Francisco de Borja en la colegiata de Gandia

La primera escena presenta el Bautizo de Francisco de Borja en la colegiata de Gandia (300 × 338 cm, 1898). Esta sarga está ubicada encima de la puerta de entrada a la Capilla Neogótica.

La escena muestra el bautizo de Francisco de Borja en presencia de la  familia ducal y junto a un séquito con guardia de alabarderos y con portadores de los estandartes de la ciudad. La intención del pintor es la de demostrar el origen gandiense del protagonista y su vinculación con la ciudad de la que acabará siendo duque.

Francisco de Borja ante el cadáver de la emperatriz Isabel de Portugal (364 × 260 cm, 1918).

Francisco de Borja ante el cadáver de la emperatriz Isabel de Portugal (364 × 260 cm, 1918).

La pintura nos muestra a Francisco de Borja en la Capilla Real de Granada, con gesto meditativo ante el cadáver, en presencia del arzobispo Gaspar de Ávalos, el capítulo y otros nobles.

Esta escena es una de las más representadas de la vida del Santo, y según la tradición quedaba vinculada a su conversión.

La llegada de Francisco de Borja al convento de dominicos de Llombai (372 × 323 cm, 1918).

La llegada de Francisco de Borja al convento de dominicos de Llombai (372 × 323 cm, 1918).

Francisco de Borja como primer marqués de Llombai funda el convento de dominicos en esta ciudad. En esta escena el marqués esta siendo recibido por la comunidad a su llegada.

Ampliación de las murallas de Gandia (368×310 cm, 1918)

Ampliación de las murallas de Gandia (368×310 cm, 1918)

El duque, que parece haber salido de cacería, ha bajado del caballo y conversa con el maestro de obras acerca de cómo iba a ser el nuevo trazado de las murallas del siglo XVI.

La pintura se centra en la construcción de una torre de la muralla, teniendo como fondo una aproximación bastante real a la cordillera del Montdúver.

Francisco de Borja pone la primera piedra de la Universidad (380 x 334 cm, 1918)

El duque de Gandia doctorándose en Teología (400×234 cm, 1920)

Francisco de Borja se despide de sus hijos antes de partir hacia Roma (384 x 323 cm. Ca 1920)

Francisco de Borja a la salida de Gandia camino de Roma (384 x 323 cm)

Francisco de Borja pone la primera piedra de la Universidad (380 x 334 cm, 1918)

Francisco de Borja pone la primera piedra de la Universidad (380 x 334 cm, 1918)

La empresa más importante que el duque emprende en Gandia es el colegio de San Sebastián, después Universidad por bula del papa Pablo III, convirtiéndose así en la primera universidad jesuita del mundo.

El duque de Gandia doctorándose en Teología (400×234 cm, 1920)

El duque de Gandia doctorándose en Teología (400×234 cm, 1920)

Era el 20 de agosto de 1550 cuando Francisco de Borja alcanza el doctorado en Teología tras cursar sus estudios en la misma universidad que fundó. Lo que se representa en la pintura es un acto sencillo, casi íntimo e improvisado.

Francisco de Borja se despide de sus hijos antes de partir hacia Roma (384 x 323 cm. Ca 1920)

Francisco de Borja se despide de sus hijos antes de partir hacia Roma (384 x 323 cm. Ca 1920)

La misma escena que Goya pintó para la capilla del Santo de la catedral de Valencia, y en ambos casos es la escalera señorial el escenario de los acontecimientos, pero en la de Gandia aparece ya restaurada por los jesuitas. Se centra aquí Coronas en el abrazo entre Francisco y su hijo mayor Carlos que se convertirá en el V duque de Gandia.

Francisco de Borja a la salida de Gandia camino de Roma (384 x 323 cm)

Francisco de Borja a la salida de Gandia camino de Roma (384 x 323 cm)

Tuvo lugar el día 30 de agosto de 1550. Francisco de Borja es acompañado de su hijo Juan, y parte de su séquito, en su salida de Gandia camino de Roma donde empezará su nueva etapa como jesuita. Se puede apreciar la antigua cruz de término gótica y que desapareció en el siglo XX.

PALAU DUCAL DELS BORJA DE GANDIA

C/ Duc Alfons el Vell, 1.
39.966117, -0.180098

46701 Gandia (Valencia) ESPAÑA

TEL. +34 962 871 465 | visites@palauducal.com